Buscador de Temas

Cargando...

lunes, 7 de mayo de 2012

El cuento en latinoamérica


El cuento en latinoamérica



La Sequía, Carlos Salazar Herrera

Clarisa, Isabel Allende

La Casa de Asterión, Jorge Luis Borges

Introducción

El cuento oral es tan antiguo como la humanidad, no así el cuento literario que es de procedencia oriental.

El vocablo cuento proviene de contar, lo que se dice a viva voz. De aquí se deriva el cuento popular, que era también anónimo, extenso, con numerosos personajes, tramas complejas, y efectos múltiples. Y sobre todo, con desenlaces inesperados.

Características del Cuento Literario:

Es narrativo, cuenta algo.
Es una narración fingida en todo o en parte; es ficción o invención literaria, aunque puede apoyarse en hechos reales o que hayan ocurrido en la realidad y que, inclusive, forman parte de la experiencia misma del autor.
Es creación legítima de un escritos, quien lo hace llegar al lector por medio del narrador.
Es corto o breve, se desarrolla en pocas páginas.
Tiende a producir un solo efecto en el lector; el autor se interesa por un tema principal y no aprovecha los temas menores que la narración pueda sugerir.
Configuración del mundo ficticio mediante elementos diversos: ambientes, épocas, personajes. Esto justifica la necesidad de emplear distintas formas de expresión.
El narrador cierra el desarrollo de su tema central mediante un oportuno desenlace, el cual, según el caso, puede resultar esperado o inesperado.
El cuento no es una simple sucesión de anécdotas contadas, sino una síntesis superior en la cual se relaciona íntimamente la invención narrativa (fábula) con una novedosa invención idiomática (el estilo literario).

Los tres planos principales de su estructura son:

El estrato del mundo narrado: el hecho, suceso o acontecimiento narrado, con sus episodios o incidentes. De este nivel se desprende el tema central.
El estrato del contenido: este configura una imagen novedosa y una interpretación original de la realidad (ficticia) expresada en el mundo narrado.
El estrato de la expresión: es por intermedio de la expresión lingüística del tema y del mundo representado, que se objetiva ante el lector la realidad del mundo narrado y éste adquiere significado y vida propia.
Los cuentos La Sequía, La Casa de Asterión, y Clarisa, aquí analizados, son representativos de la literatura latinoamericana. Están escritos respectivamente por un costarricense, un argentino, y una chilena.

Se tendrá como objetivo el conocer los datos de la vida de cada autor, así como el análisis profundo de la estructura de cada relato.

El cuento y el realismo en Costa Rica: Carlos Salazar Herrera

(1906-1980)

La literatura costarricense nace con el realismo en los últimos años del siglo XIX, y a principios del XX. Las características básicas de este género son:

Comienza en 1830.
Empiezan a darse las primeras denuncias sociales.
Copia fielmente de la realidad.
Los personajes de clase media baja pasan a ser importantes en el relato.
Se censuran los vicios de la época
Lenguaje popular
Trata de ser objetivo en la presentación del mundo narrado, y descripciones detalladas.
Al ser Costa Rica país un medio social pequeño, el pueblo ha logrado cierta madurez que le permite expresar sus acontecimientos y emociones. Desde sus comienzos a finales del pasado siglo la crónica, el cuadro de costumbres, y el cuento han adquirido importancia. Se distinguen nombres como Carlos Gagini, Manuel González Zeledón, Ricardo Fernández Guardia que por esta época empezaron a construir los primeros pilares de la literatura. Además de ellos –considerados pioneros- se destacan: El trabajo de Fabián Dobles en "Historias de Tata Mundo" y el de Jorge Montero Carvajal con "Alpairo". En el campo de las narraciones infantiles sobresales María Isabel Carvajal (Carmen Lyra) con "Los Cuentos de mi Tía Panchita", Carlos Luis Sáenz, y Lilia Ramos. Carlos Salazar Herrera es considerado uno de los más destacados bajo este campo.

Nació en San José el 6 de setiembre de 1906. Aquí realizó sus estudios de enseñanza media y básica. A los catorce años obtiene su primer galardón por su ensayo "El café". Desde su adolescencia presentaba aptitudes para la literatura y el dibujo. En 1928 participó en un concurso donde presentó su tesis por la renovación artística costarricense, y ese mismo año gana un accésit por su relato "La Piedra de Toxil", en un certamen literario organizado por la Editorial Costa Rica. Se inclinó por el dibujo, y fue nombrado en 1942 profesor de esta materia en la Universidad de Costa Rica. Posteriormente, en 1958, se le nombra como Vice-decano de esta misma facultad, cargo que lo desempeñó por dos años.

En el año de 1930, comienza a trabajar en el Repertorio Americano, donde publica más de veinte cuentos cortos. Hacia 1934, Salazar Herrera empezó a grabar cedros, caobas, y otras maderas. En 1935 obtuvo por su escultura "Motivo" la Medalla de Plata de la Exposición de Arte Centroamericano.

Publicó algunos cuentos en el Repertorio Americano. Escribió en 1947 "Cuentos de Angustias y Paisajes", ilustrado por grabados de madera realizados por él mismo.

Es nombrado director de la Radio Universidad en el año 49, y en 1961 obtiene un premio por su cuento "El raudal" en Quetzaltenango, Guatemala. En 1965 se le reconoció el Premio Magón Además, en 1975 publicó "Tres Cuentos", donde cambia la forma de sus relatos pasados. Muere de vuelta en la ciudad que lo vio nacer en 1980.

En sus expresiones literarias, se encuentra la representación de lo costarricense: hombre, acontecimiento, y paisaje. A la vez, logra infundir la universalidad expresada a través de la sensibilidad.

La obra de Carlos Salazar Herrera se considera dentro del realismo. Refleja paisajes, sociedades, y lenguajes de diferentes regiones de Costa Rica. En ellas se da la materialización, que da como producto figuras como la metáfora, con fondo impresionista. Las emociones aparecen como entidades precipitadas.

El paisaje encuentra gran aceptación en sus escritos. Las ciudades del Valle Central son descritas cuando anochece vistas desde arriba como "estrellas caídas del cielo" (La Trenza). Las regiones como el Cerro de la Muerte o Santa María de Dota son descritas con el frío y la recia vegetación, así como las llanuras con la selva sofocante ("…que había puesto su rancho en un claro de la selva…", El Temporal). En El Estero describe escenas de Puntarenas ("…Algo lejos, sobre una panga volcada bajo un almendro…", "…descascaraba unos palos de mangle sobre una horqueta…").

Las características realistas de los cuentos de Salazar se reflejan con los diálogos campesinos. Evita la aglomeración de términos regionales y la exageración fonética. Se refleja bastante el sentir y el alma en el habla del pueblo campesino de nuestro país.

Sin embargo, en sus diálogos, reproduce con exactitud la fonética y la sintaxis del campesino. Un ejemplo de esto lo encontramos en La Calera: "- Bueno Eliseo, ¿Qué vamos hacer? Voyir haciendo viaje, pues."

Los Cuentos son pequeñas escenas en conjunto que provienen de una cotidiana realidad costarricense. Los asuntos planteados resultan insignificantes, pero son presentados artísticamente y con cierta indiferencia. Su objetivo fue mostrar la contingencia del ser humano y su dolor. Lo cotidiano y que conmueve con su singular pequeñez, es el argumento de la mayoría de los cuentos de Salazar Herrera.

El autor siempre demuestra un especial empeño por destruir, con ironía, el misterio de lo sobrenatural. Algunos cuentos que pueden servir de ejemplo para este caso son La Bruja y Una Noche.

El narrador es un testigo del relato que el personaje le refiere en su propia circunstancia. "Es una forma de introducir en escena, con gesto cordial, a hombres y paisajes, mediante la ficción de lo realmente vivido". Si se analiza la prosa utilizada por el autor para el narrador, se descubre que su labor poética es singularizadora. Reprodujo lo que se veía con una percepción artística. Habla con sorpresas, con símbolos, y mezclando el alma con el paisaje. Se considera a la misma vez que la obra de Salazar resulta tanto poética como narrativa, "por todos esos procedimientos (poéticos, expresivos, singularizadores) y formas que "colorean" sus cuentos, hasta tal punto de que algunas de sus narraciones se acercan mucho a lo que se ha llamado "poema en prosa", aunque el valor argumental de la mayoría de ellas los sitúan justamente entre lo que se considera cuento".

Los personajes de Salazar Herrera son pasivos y débiles. Se impresionan con facilidad por el mundo exterior. Ellos personifican el binomio que conforma el título de la obra (Angustias, que es una parte negativa del humano, y paisajes, que definen el destino de los personajes). Dos ejemplos válidos para la derrota del hombre ante la naturaleza (el paisaje decide la suerte de los personajes) se dan con "El Camino" y "El Temporal". Estas personajes se rinden ante su entorno, y se entregan resignados a la indiferencia del paisaje, rasgos del impresionismo.

Aunque en la mayoría de los relatos predomina un patrón negativo, El puente, La ventana, y El novillo se deben de tomar en cuenta como los cuentos con final positivo (aunque exista angustia como parte del fondo). Los Cuentos de Salazar Herrera son dominados, como el título dice, por la angustia.

La Sequía

La sequía encierra la historia de una pareja india sufriendo la tristeza de la sequía. No llovía, y la india compañera trataba de hablarle al indio, completamente taciturno, sentado como un "tocador de ocarina". Luego, la india decidió huir del rancho. La india comparaba la relación de una pareja de manigordos del bosque, la cual había observado tiempo antes. Comparaba esta relación con la de su compañero y ella, y solamente "La india vio que el indio no era así."

La india sabía que estaba por tener a un hijo y no le había dicho a su compañero. Se devolvió al rancho para contarle. El indio había permanecido en su posición.

La india llegó y se lo contó. El indio se alegró, y quiso abrazarla y reír, pero no pudo. La india decidió salir y huir. El indio la quiso llamar, pero no pudo gritar ni levantarse. Finalmente, empezó a llorar, viendo "…la figura de la india huyendo del silencio."

El tiempo en esta narración es cronológico pues los acontecimientos se dan en un orden lineal. Aunque se considera que la angustia del indio, pensando en la posibilidad y después en la certeza de que su mujer lo dejaría, dejan indicios de un tiempo psicológico.

Estructura y personajes

El escenario en este relato se caracteriza por ser una selva en estado de sequía completa. La cita textual que describe totalmente el escenario es la siguiente: "…Cayeron las hojas de los árboles grandes. La tierra y el sol se bebieron el río. Hojas, hojas, hojas. Amarillas las hojas que no pudieron sostenerse más. Hojas secas en todos los rincones de la selva. Secos los bañaderos de los chanchos y el sexo de las flores. Sin agua los bejucos de agua y la costadura de los arroyos. Secas las narices de los animales… Un corazón y secándose otro".

En el elemento de los personajes, encontramos al indio (principal). Es una persona consumida en la desgracia. Salazar lo caracteriza como un vegetal seco sin vida, echando raíces hacia la tierra seca. Lo compara con un elemento adicional del paisaje grotesco que produce una sequía total en la selva. Cuando la india le cuenta que espera un hijo, se llena de emoción y alegría, pero no la pudo expresar. El indio manifiesta la pasividad y el silencio.

La india (secundaria) es el contraste entre la sequedad de la montaña y la esperanza, pues lleva a un bebé en su vientre. Intentó acercarse a su marido y hablarle, pero su marido se mantuvo igual de mudo y encerrado en sí mismo. Aún estimaba a su compañero y no deseaba dejarlo. Quería que el bebé tuviera un padre amoroso con quien compartir su vida, pero decide finalmente marcharse de su esposo para siempre.

Estructura Interna

Introducción

Se presenta al indio y se describe la naturaleza de este personaje: sus características de sequedad y sus toscas conexiones con el mundo que le rodea. Al introducir a la india, se da un reflejo entre ésta y la sequía.

Desarrollo

Se acerca la india a su compañero, pero como ella suponía, sigue sin hablarle. La mujer huye. Se compara la senda que recorrió la india con la vida y se describen las razones de por qué la india huyó de su hombre.

Conclusión

En la parte final, encontramos a la india arrepentida de huir y volviendo a su compañero para informarle de su embarazo. Pero la reacción del indio ante esto fue no más que interior y sigue igual que siempre, por lo tanto, la india parte. Se compara su partida con la fe y la esperanza de vida del indio, viéndolas irse para siempre.

Con respecto a la realización del género literario, cabe destacar que se cumplen con todas las características fundamentales de este género. Hay pocos personajes (solamente la india y el indio), es corto (se desarrolla en pocas páginas y se puede leer en muy poco tiempo), y se da obviamente una descripción detallada usando metáforas como la del indio comparado con una escultura. Además, relata lo sucedido a una pareja de indios (el rompimiento de su unión), y esta situación es objetiva, por lo tanto es factible de haber sucedido o suceder.

Temas abarcados

La comunicación en una pareja es fundamental para su unión y su amor. El indio no responde, no le habla a su compañera, aún sabiendo que ella irá a tener un bebé. Ella piensa que ya no la quiere, por eso huye. Por lo tanto, la india huye de la indiferencia y el silencio para así evitar que su hijo experimente el rechazo por parte de su padre.

Esta situación refleja las relaciones de parejas que, por falta de comunicación por uno de los cónyuges, deciden efectuar una separación.

Jorge Luis Borges

(1899-1986)

Escritor argentino, hijo de Jorge Luis Borges y Leonor Acevedo, que nace en la cuidad de Buenos Aires el 23 de agosto de 1899, en la casa familiar de la calle Tucumán.

Su familia se muda a una casa mas amplia, en 1901, ubicada en Palermo.

En 1906 Borges comienza su a estudiar ingles guiado por una institutriz británica , miss Tink. Tres años después lo envían a la escuela primaria, al cuarto grado, aunque su padre desconfiara de la educación publica. en la escuela es signo de burla para sus compañeros por sus lentes, cuello y corbata estilo Eton.

En 1914, su padre (Jorge Guillermo Borges) se jubila y junto con su familia viaja a Europa y se establecen en Ginebra, donde Jorge Luis Borges cursa tres años de bachillerato en el Lycée Jean Calvin y estudia francés y alemán(esto le permitió ampliar sus lecturas).

En 1919, después del fallecimiento de su abuela materna se mudan a Italia y luego a España don de forma parte del movimiento ultraísta (Movimiento poético surgido en 1918 que agrupo a poetas españoles y latinoamericanos y que tendía a una renovación radical del espíritu y de la técnica. Tomo su nombre de la revista Ultra)que luego encabezaría en Argentina.

En 1921, regresa a Buenos Aires, donde comienza publicar sus primeros libros (de todas sus obras hay un recuento por año al final de esta pequeña biografía) y a colaborar con revistas literarias y periódicos.

En 1937, Borges consigue un empleo en la biblioteca municipal Miguel Cané, catalogando libros. En su tiempos libres escribe sus primeros cuentos.

En 1938 muere su padre, de un ataque de hemiplejía.

En 1946, tiene que renunciar a su empleo en la biblioteca al subir al poder Juan Domingo Perón y para su sustento da conferencias en Buenos Aires y Uruguay.

En 1955, es nombrado Director de la Biblioteca Nacional (después del derrocamiento de Perón) y es nombrado miembro de la Academia Argentina de Letras.

En 1956 recibió el Premio Nacional de Literatura y un Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Cuyo. Desde esta fecha los oftalmólogos le prohiben la lectura y son sus amigos junto con su madre quienes toman lo dicta(en otras palabras quedo "ciego").

En 1961 recibe el Premio Fomentor, el cual comparte con Samuel Beckett, que les es otorgado por el Congreso Internacional de Editores, es este reconocimiento el que lo promociona internacionalmente y es así como en 1963 va a Europa(por tercera vez) y da conferencias en Escocia, Inglaterra, Francia, Suiza y España. En 1964 la editorial L´Herne de París, publica su obra con criticas hechas por personas de diferentes continentes.

El 21 de septiembre de 1967 se casa con Elsa Astete Millan, quien lo acompaña cuando va a la Universidad de Harvard a dar un curso, pero de quien se separa tres años después

En 1975, con noventa y nueve años, fallece su querida madre.

En estos años realiza muchos viajes y recibe muchos premios y galardones muy importantes, como lo son:

Varios Doctorados Honoris Causa
Premio Cervantes(1979)
La Orden Bernardo O´Higgins, en Chile
Las llaves de la cuidad en Bogotá
La Orden del Mérito, Alemania
La Cruz del Halcón islandesa
Siempre lo acompaño María Kodama con quien se casa un poco antes de morir.

El 14 de junio de 1986, muere en Ginebra y sus restos están en el cementerio de Pleinpalais.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada